La leyenda de la ‘Llama Sagrada’ perduró en el pueblo indio durante unos 100 años. Esta historia tiene como protagonista principal a Huayna Capac. El jefe Inca tenía pesadillas y visiones en las que veía a unos barbudos de raza blanca atacando y exterminando a su pueblo. Huaya Capac cayó en una profunda depresión y pidió consejos a los amautas (sacerdotes). Estos le encomendaron hacer una ‘Llama Sagrada’ donde hoy es El Panecillo, para espantar esas visiones. De acuerdo con la leyenda, una vez muerto Huayna Capac y habiéndose dado la conquista de América, un jefe español cayó fulminado por un rayo, cuando pasaba por el sitio donde se encendió.